¿Cuáles son los accesorios para vino más comunes?

Sacacorchos

Empecemos por el sacacorchos, el más básico de todos, también llamado descorchador. Es una herramienta inventada para extraer el corcho de los productos embotellados y, por supuesto, de nuestro protagonista, el vino. Se compone de una hélice metálica con una palanca o mango que lleva una aguja incorporada. Generalmente los sacacorchos se hacen de acero inoxidable.

¿Cómo funciona? Debes clavar la aguja en el corcho y bombear para introducir aire hasta que el corcho salga de la botella. También hay sacacorchos eléctricos que funcionan con una batería, por lo que puedes retirar el corcho sin ningún esfuerzo, solo debes presionar el botón.

Aireadores

Los aireadores de vino son elementos fundamentales para oxigenar el vino como su nombre lo indica, al mismo tiempo que se sirve. Son boquillas que puedes colocar en el extremo de la copa o en la botella directamente, depende del tipo de aireador que uses. Permiten diferenciar todos los matices de los vinos tintos: jóvenes, viejos…

Ayudan a que el vino pueda desarrollar aromas más complejos a causa de la liberación de dióxido de carbono. Logran atenuar los taninos, sustancias orgánicas que se encuentran en el vino y que producen la sensación de sequedad en la boca, es decir, abren el vino.

¡Todo son ventajas! Está claro que es un elemente que no puede faltar en casa de ningún amante del buen vino.

Decantadores

Son recipientes en los que se pone el vino de la botella o de otro recipiente, tienen la base más ancha que la boca y permiten airear el vino para remover sedimentos o imperfecciones que se hayan producido por el paso del tiempo. Hay varios tipos de decantadores para vino, pero lo más aconsejable es que sea un recipiente hecho con vidrio soplado, con capacidad de 1200 ml y en forma de U porque logra el perfecto equilibrio entre diseño, elegancia y evita problemas de derrames o goteos.

En la decantación el vino toma color, se airea y se atempera. Como resultado tienes un vino óptimo y sin sedimentos.

 Ventajas de usar un decantador de vino

-Disfrutar de todo el bouquet del vino

El vino embotellado desde hace ya un tiempo está reposado y sus aromas “cerrados”, por lo que buscamos sus aromas originales. Se usa sobre todo para vinos que tienen al menos dos años.

-Integrar los taninos y obtener un sabor más agradable

Si tienes un vino estructurado y carnoso, al decantarse este liberará aromas ocultos con toques afrutados que evitarán la aspereza que produce al consumirse una vez abierto.

Diferencias entre el decantador y aireador de vino

Aunque los dos elementos permiten airear el vino, se diferencian en dos aspectos: tiempo y cantidad. El aireador permite que el vino se oxigene en menos tiempo y la cantidad de vino que está expuesta en esta operación es menor. Por su parte, el decantador de vino supone más tiempo de oxigenación y la cantidad de vino expuesta es total, vertemos todo el vino en el recipiente. En cualquier caso, ambos accesorios están diseñados para sacarle el máximo partido a un buen vino para compartir con tu familia, amigos, con tu pareja e incluso en solitario.

Nada mejor que gozar de las bondades del vino y hacer de esta experiencia algo mágico