La cocina oriental es una de las más apreciadas en España. No sólo para degustarla, sino también para cocinarla. Ya sea solos o en pareja, cocinar es una actividad relajante y muy gratificante. No sólo para uno mismo, también para los que van a comer lo que se prepara. Por lo tanto, una idea como regalo de San Valentín puede consistir en todo lo necesario para preparar un plato o varios de cocina asiática.

Como hemos comentado, la cocina procedente de los países de Asia es una de las más populares. Tanto, que sus platos ya han entrado en muchas cocinas, y hay muchos aficionados a prepararla. Entre ellas, la japonesa, que cuenta con numerosos platos caracterizados por su delicadeza y sabor. Como el sushi. Un bocado rápido cuya preparación requiere contar no sólo con ingredientes especiales. También con utensilios de cocina específicos. Y cierta maña y pericia por parte del cocinero. Por eso, si a tu pareja le gusta el sushi, y sabe cocinarlo o quiere iniciarse en su preparación, puedes obsequiarle con un kit para prepararlo como regalo de San Valentín.

Un kit de sushi como regalo de San Valentín

Un kit de sushi que se precie, y más si un regalo de San Valentín, tiene que tener unos elementos básicos. El principal, el arroz especial para sushi. Pero no menos importantes son las algas, que se colocan envolviendo el sushi. Generalmente, para cocinar sushi se utilizan algas especiales. Las más populares son las de tipo Nori. Esto se debe a que por su resistencia son bastante firmes para aguantar el rollo de arroz prensado, así como los ingredientes que incluya cada pieza.

Las algas de tipo Nori pueden ser de dos variedades: rojo y verde. Para la elaboración del sushi se utiliza cualquiera de las dos, aunque no en crudo. Por regla general, antes de envolver con ellas el arroz y el resto de ingredientes del sushi se suelen tostar.

Para la degustación de sushi también se suele utilizar salsa de soja. Generalmente, suele estar incluida en los kits de preparación de sushi. Lo mismo sucede con las esterillas de bambú sobre las que se acostumbra a preparar el sushi. Los kits de sushi, como el que hemos propuesto como regalo de San Valentín, suelen incluir al menos una. Otro de los elementos que suelen incluir este tipo de kits es el vinagre de arroz, que también se emplea para cocinar sushi. Pero en el caso de este kit, no está incluido.

Lo que no suele venir en estos kits, como es lógico, es el pescado que se añade al arroz y a las algas. Se pueden utilizar distintos tipos de pescado, como atún o salmón, cortado en trozos y generalmente crudo. También pepino o aguacate. Todo depende del tipo de sushi que se quiera cocinar: maki (los más comunes), sashimi, etc. 

El acompañamiento perfecto para el sushi

Resulta poco habitual que un kit de sushi sólo traiga arroz, algas y una esterilla. Generalmente, suele incluir también menaje como el que se emplea en Japón para comerlo. Por ejemplo, una o dos tablas o esterillas a modo de mantel, y uno o dos juegos de palillos.

También puede incorporar uno o dos cuencos para colocar el sushi y la salsa en la que se suele mojar antes de comerlo. Además, puede incluir una bebida adecuada para tomar con este popular plato de origen japonés. En el caso de este kit de sushi que puede servirte como regalo de San Valentín, dos botellas de cerveza ecológica japonesa.