Tipos de aceite hay muchos y tan distintos que cada uno tiene un uso recomendado en la cocina. Cada variedad, además, proporciona una serie de nutrientes y beneficios para la salud, dependiendo de su origen. Para poder tener una guía sobre el mundo de los aceites y saber cuándo usar cada uno, hemos preparado una interesante recopilación.

Consejos generales

Pero antes de nada queremos exponer tres recomendaciones generales. En primer lugar, si lo que queremos es cocinar, escogeremos tipos de aceites que sean aptos para soportar temperaturas elevadas. Si al calentarlo sale humo, es que ese aceite no sirve para freír.  En segundo lugar, elegiremos, preferentemente, aquellos que sean ricos en omega 3. Y en tercer lugar, es interesante ir variando para poder beneficiarnos de sus diferentes propiedades.

Categoría 1: aceites para cocinar, dorar o freír

En este grupo de aceites podemos clasificar el aceite de almendra. Es ideal para utilizarlo a altas temperaturas aunque también es apto para postres. Es muy rico en vitamina E, que es un excelente antioxidante y además regula el colesterol malo. El aceite de aguacate se utiliza para preparar woks, aliñar ensaladas o dorar carnes. También aporta vitamina E y ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares.  En esta categoría se incluyen también aceites vegetales como el de cártamo, apto para cocinar o consumir crudo. El aceite de colza se utiliza mucho en Alemania. Y el de girasol, recomendado para preparar al fuego hortalizas y vegetales.

Categoría 2: aceites para salteados, platos al horno o repostería

Aquí incluiríamos a uno de los tipos de aceite preferidos en nuestro país: el aceite de oliva. Por lo general, debido a su rico sabor, se consume crudo, en cremas, salsas, ensaladas o simplemente con pan. Tiene propiedades antioxidantes gracias a su elevado contenido en vitaminas E y K. El aceite de pepita de uva es ideal para preparar vinagretas y salteados de verduras. Es rico en omega 3. En esta categoría también encontramos el aceite de cacahuete, que proporciona un sabor muy peculiar a los platos. Por eso es el idóneo para patos asiáticos, vegetarianos y woks. Contiene fitoesteroles y vitamina E.

Categoría 3: aceites para cocinar a bajas temperaturas, salteados ligeros y salsas

Entre los tipos de aceite de esta categoría está el aceite de coco, que puede emplearse como sustituto de la mantequilla o la margarina. Funciona muy bien en sopas, currys y woks vegetarianos. Es cierto que contiene un alto porcentaje de grasas saturadas, sin embargo, no afecta a los niveles de colesterol. El aceite de coco tiene además muchos usos en cosmética ya que tiene un efecto antimicrobiano.  El aceite de sésamo se usa para cocina a temperaturas bajas. El aceite de soja para salteados y el de nuez para aliñar ensaladas.

Categoría 4: aceites para salsas, aliños o platos que no requieran calor

En este grupo clasificamos el aceite de linaza, especialmente rico en Omega 3. También el de germen de trigo que aporta un montón de vitamina E. Estos dos tipos de aceite se deben conservar en frío.

De todos estos, nosotros nos quedamos con nuestro producto nacional por excelencia: el aceite de oliva. En Eurolotes tenemos regalos gourmet que incluyen botellas de aceite virgen extra de la mejor calidad. También puedes encontrar aceites aromáticos que darán un toque exquisito a tus platos.