Puede que te preguntes qué es el vermouth, esa deliciosa bebida entre lo dulce y lo amargo que a casi todo el mundo le gusta. Es un licor preparado principalmente con vino blanco, ajenjo y otras hierbas, que se toma antes de las comidas como aperitivo.

¿Qué es el vermouth?

También se conoce como vermú o vermut, términos que provienen de la palabra alemana wermut que significa, precisamente “ajenjo” haciendo referencia a su ingrediente estrella.

El origen del vermouth se remonta, ni más ni menos, que al siglo I a.C. en la antigua Grecia, de mano de Hipócrates, filósofo y padre de la medicina. Este médico estaba buscando una medicina para aliviar el dolor de estómago, así que decidió poner a macerar flores de ajeno y hojas de díctamo, en algo de vino. El resultado fue una bebida muy aromática que en la Edad Media se conocía como “vino hipocrático”, “hipocrás” o “vino de hierbas”. Durante el Imperio Romano el vermouth salió del área de la medicina al incluirse en su popular libro de cocina llamado De Re Coquinaria bajo el nombre de Absinthiatum vinum. Allí se publicó la receta de una bebida hecha a base de hierbas mediterráneas maceradas en buen vino.

Con el tiempo, se fue refinando la receta  hasta convertirse en lo que hoy conocemos como vermouth. Fue Antonio Benedetto Carpano quien impulsó este rico brebaje y consiguió popularizarlo. Carpano trabajaba en la prestigiosa tienda de vinos del reconocido Marendazzo. Un día decidió hacer un experimento sobre el vermourth, inspirándose en la receta tradicional junto con recetas de su propia ciudad natal. Mezcló los siguientes ingredientes:

  • Vino blanco
  • Azúcar
  • Raíces, flores, cortezas de plantas y más de 30 hierbas (sin olvidar el ajenjo)
  • Un poco de brandy para darle color

Ajenjo y otras hierbas

Carpano se lo dio a probar a Marendazzo para que le diese el visto bueno, quien al probarlo, le dio permiso para venderlo en su establecimiento. Incluso le propuso enviarlo al Palacio Real par que lo probase el Duque Vittorio Amedeo III. El Duque paladeó esta completa mezcla botánica y encontró que la mezcla entre dulce y amargo era tan deliciosa que decidió cancelar la suscripción con su proveedor de Rosolio (un licor hecho con pétalos de rosa) y aceptar el vermouth como licor oficial de la realeza.

A partir de ahí surgen distintas variaciones de la receta, por eso hoy día podemos disfrutar de diferentes tipos del vermouth como el rojo, el blanco y el rosado, aunque el primero es el más popular. El proceso de preparación difiere un poco según el fabricante. Pero por lo general se elabora partiendo de un vino blanco con poca graduación alcohólica, en ocasiones añejo, al que se le incorpora caramelo para darle su color y algo de azúcar para otorgarle ese dulzor particular. El resultado de la mezcla se infusiona con una amplia mezcla de botánicos y hierbas que pueden llegar a ser varias decenas de ingredientes diferentes. El resto del proceso dependerá de cada casa con la intención de darle el sabor propio de la marca. Después de la maceración, se realiza el filtrado y, si se desea, un periodo en barrica antes de ser embotellado.

Ahora que ya sabes que es el vermouth, échale un ojo a nuestros packs de aperitivo. Es el regalo perfecto para los amantes de los productos gourmet.