El chocolate es, probablemente, uno de los alimentos más apetecibles que existe. En cualquiera de sus formas: en tableta, con leche, a la taza, etc. Incluso en los bombones. Levanta pasiones no sólo entre los amantes de los dulces, ya que también atrae a los menos golosos. Además, se trata de un placer que aporta ciertos beneficios a la salud. Lejos de las voces que aseguraban que el chocolate es perjudicial para la salud, los estudios que documentan los beneficios del chocolate para el organismo humano no cesan de aparecer.

Claro está, estos beneficios no son los mismos en todas las variedades de chocolate. Se dan en mayor medida en el chocolate negro, puesto que los beneficios del chocolate se atribuyen sobre todo al cacao. Por lo tanto, se presentan sobre todo en el cacao puro, sin azúcar ni otros añadidos. Eso si, a pesar de que el chocolate tenga bastantes beneficios para el cuerpo, hay que tener en cuenta que debe consumirse con moderación. Como sucede con muchos alimentos, consumirlo, si no es en exceso, es bueno para la salud.

Flavonoides, el origen de muchos beneficios del chocolate

Gran parte de los beneficios del chocolate se deben a la presencia de los flavonoides en el cacao. Esta sustancia se caracteriza por su beneficio para los riñones, dado que entre otras cosas, dilata sus arterias. Gracias a esto, la llegada de oxígeno a estos órganos se facilita. También la de nutrientes.

Los flavonoides son antioxidantes vegetales, y también pueden frenar la creación del colesterol LDL. Es decir, del considerado como colesterol malo. Además, el consumo moderado de chocolate también pueden servir para la lucha contra la formación de coágulos sanguíneos. Y para controlar la presión arterial y reducir la inflamación de venas y arterias.

Además de los flavonoides, el chocolate contiene un alto nivel de ácido oleico. Esto, junto con la acción de los flavonoides sobre el colesterol malo, convierte el consumo del chocolate en beneficioso para la reducción y control del nivel de colesterol. Eso si, cuanto más puro sea el chocolate, más ácido oleico contendrá.

También viene bien como tentempié, pues reducirá el nivel de apetito de quien lo consume. Esto se debe a que entre los beneficios del chocolate está un elevado contenido en fibra. Gracias a ella, quienes lo consumen se llenan mucho antes que si comiesen cualquier otro alimento. Y también mejora su tránsito intestinal.

El chocolate, alimento beneficioso para la salud mental

Además de para la salud física, el chocolate también tiene beneficios para la salud mental. Así, su consumo moderado actúa directamente sobre el estrés, y puede ayudar a rebajarlo. De esta manera, aumenta el nivel de relajación y tranquilidad de quien lo consume. Y al estar menos estresado, quien come chocolate gozará de un mayor nivel de concentración.

Todo gracias a la serotonina del cacao. Se trata de un antidepresivo natural, que tiene bastante potencia. Pero este no es el único efecto beneficioso que el cacao tiene sobre la salud mental. También actúa sobre la producción de endorfinas. Se las conoce como las hormonas del placer, y su función es contrarrestar la acción de la adrenalina. Por lo tanto, tienen un efecto relajante.