Los lotes y cestas de Navidad que acostumbran a regalar las empresas a sus trabajadores, generalmente, suelen ser bastante similares. Su base es generalmente la misma: bebidas alcohólicas, dulces, turrones, algunas conservas, queso y embutidos. Parece que pueden dejar muy poco espacio para la sorpresa y la imaginación. Pero nada más lejos de la realidad.

Con un lote o una cesta de Navidad también se puede sorprender. Con productos inesperados, o con presentaciones cuidadas. O con cestas preparadas especialmente para personas con intolerancias o de otras culturas. A continuación tienes algunos ejemplos.

Lotes y cestas de Navidad para sorprender a ecologistas

Las empresas que quieran, además de sorprender a sus trabajadores, apostar por los productos ecológicos o los de comercio justo, no tienen que dar vueltas por varias páginas para comprarlos y crear una cesta o un lote. Empresas como Eurolotes tienen varios modelos de cesta prediseñadas con productos fabricados de manera respetuosa con el medio ambiente. O con la economía y procesos de fabricación de sus lugares de origen.

Por ejemplo, este lote de Navidad ecológico, con bebidas como cava procedente de agricultura ecológica, una botella de vermut y otra de vino orgánicos. También el resto de productos que lleva proceden de cultivo, captura o fabricación ecológica. Entre ellos no falta el turrón blando crujiente de chocolate ni otros dulces navideños, además de un queso orgánico de leche cruda de oveja, bonito del norte, mejillones y aceitunas negras de Aragón.

También se puede optar por un lote con presencia de productos ecológicos y de comercio justo, como este. Lleva vino ecológico, turrones blando y de chocolate de comercio justo y chocolate ecológico. Además, cuenta con galletas y queso artesano o aceite de oliva virgen extra ecológico.

Si prefieres obsequiar con una cesta de productos ecológicos en vez de con un lote, Eurolotes también cuenta con una, tan cuidada que hasta la cesta es de fabricación artesana. En ella se pueden encontrar desde el cava y los vinos típicos de estas fiestas hasta turrón y chocolate de comercio justo, dulces artesanos, chocolate ecológico, queso artesano, conservas y aceite de oliva virgen extra ecológico.

Lotes para personas con necesidades alimenticias especiales

Los trabajadores que tengan alguna necesidad alimenticia especial, ya sea por salud o por su cultura, acostumbran generalmente a recibir cestas con productos que no pueden tomar. Bien porque no pueden tomar alimentos con gluten o azúcar, o porque no comen derivados del cerdo o alcohol. Generalmente, suelen intercambiar productos con otros compañeros. O regalar los productos que no pueden consumir. Por eso, si reciben una cesta adecuada a sus necesidades se llevarán una grata sorpresa.

En el caso de las personas con intolerancia al gluten, un lote como este, sin rastro del mismo, seguro que les sorprende. No le falta cava, vino, bombones, aceitunas, embutidos ni aperitivos salados. Incluso lleva una lata de crema de queso de cabra. Además, incluye una lata de cookies sin gluten. Además, los turrones que incluye son aptos para diabéticos, puesto que tanto su turrón blando como el de chocolate son sin azúcar.

Las personas que no toman ni alcohol ni derivados del cerdo también cuentan con lotes adecuados para ellos. Se llevarán una buena sorpresa cuando comprueben que se pueden quedar con todos los productos del lote, y no sólo con los dulces, algunas conservas y el queso. Este lote, que lleva por nombre Media Luna, lleva bebidas sin alcohol, turrones, dulces, frutos secos, café, frutas en almíbar, dátiles, conservas, queso y aceite de oliva virgen extra.